¿No escuchas y sientes la fauna y flora que hay alrededor de este viñedo? Finca Las Caraballas.

Finca Las Caraballas

Ha sido un viaje atípico, pero muchos de los viajes del winebus lo están siendo cada vez más.

Y yo me sigo sorprendiendo por esa variedad en los viajes.

En esta ocasión íbamos a dirigirnos a dos proyectos muy jóvenes. Dos proyectos que surgieron y están creciendo en medio de la crisis.

Todo un ejemplo para otros emprendedores.

Por un lado, Finca Las Caraballas. Una Bodega que cuando te propones visitarla, te proponen visitarla exclusivamente en el viñedo, “porque todo lo que hay que enseñar se encuentra en el viñedo”.

Yo ya he oído cientos de veces que lo importante ocurre en el viñedo, pero, al final, en cada una de las visitas, uno entraba en las instalaciones y eran, de alguna manera las propias instalaciones las que hablaban por el bodeguero o así se transmite en muchas ocasiones.

Finca Las Caraballas 2

Y va pasando que según vamos visitando nuevas bodegas nos encontramos con algunas bodegas con fantásticos vinos en las que las instalaciones tienen poco que decir porque todo está en sus vinos y en historias impresionantes detrás.

Para disfrutar de este tipo de visitas hay que venir muy atento porque su particularidad, su personalidad y su sentido del gusto pueden no percibirse con una mirada superficial. Hay que estar con los sentidos mucho más despiertos.

En la visita a Finca Las Caraballas nos hablaron de hasta dónde están llegando para reconstruir el medio ambiente.

Nos acompaña Elías en nuestra visita al viñedo. Y lo más bonito y atractivo es que durante la primera media hora no hablamos casi en absoluto ni de vino ni de viñedos, tan solo de recuperación del medio ambiente, de pájaros, de recuperación del suelo.

Recorremos el viñedo y el viñedo tiene un aspecto excepcional. Están empezando a hacer la poda en verde. Veníamos a visitar un viñedo y nos sentimos como en un programa de Félix Rodríguez de la Fuente en el que somos protagonistas del mismo.

Lo que estamos viendo es tremendamente impactante y emocionante pero surge la pregunta de si hay ya una respuesta de la naturaleza ante tamaño esfuerzo.

Finca Las Caraballas 3

La respuesta es la siguiente:

“¿No escucháis y sentís la fauna y flora en este viñedo? ¿Queréis que vayamos a un viñedo convencional ahora para que percibáis la diferencia?

Nos sentimos mucho mejor respetando y recuperando el hábitat. Y pensamos, y así nos los dice el mercado que las uvas de nuestro vino saben de nuevo a uvas, y que nuestros vinos vuelven a ser los vinos que solían hacerse en Rueda.
Nosotros no hacemos nada especial. Tan solo lo que hacían anteriores generaciones para cuidar y mantener los viñedos. No somos excepcionales. Es el mundo loco en el que vivimos, que nos hace excepcionales. Aunque cada día somos más”.
Realizamos una degustación del vino en el propio viñedo. Y comprobamos de primera mano que el vino de Las Caraballas es realmente algo especial, que sabe a vino de Rueda de verdad. Una experiencia fantástica.

Yo también soy uno más. Uno más al que le gusta que los tomates sepan de nuevo a tomates y las uvas a uvas, y que haya pájaros y animales de todas clases. Y compruebo además que mi cuerpo me pide comer no solo más sabroso sino más sano. Me gustaría además que mis hijos pudieran tener un entorno tan bonito y atractivo como el que yo he vivido.

Por todo lo anterior le deseo a Finca las Caraballas que sea un éxito y un ejemplo a seguir. ¡Un ejemplo sobre cómo ganarse la vida haciendo un mundo mejor!

Apuesta a tope por la ecología. Bodega Finca Las Caraballas

A escasos kilómetros de Tordesillas y en pleno corazón de Rueda encontramos Finca Caraballas un lagar nacido y concebido desde la voluntad de recuperar un viñedo, un espacio natural enraizado en un entorno de privilegio, para la elaboración de vino y desde el respeto más radical hacia la ecología.

Se trata de un proyecto sostenible en el que naturaleza y entorno se antojan en perfecta armonía y de la mejor forma de agricultura posible.

Lo que más sorprende de la explotación se trata del curioso sistema de control de plagas mediante el fomento de aves rapaces y el uso de técnicas de cetrería. Para ello fueron introducidas más de 20 cajas nido por toda la finca para facilitar la cría y desarrollo de cernícalos resultando finalmente toda una familia de estas hermosas aves sobrevolando y protegiendo la finca. 

La bodega corresponde a los más clásicos estándares de producción ecológica donde modernidad y tradición fundidos una vez más para la obtención de un producto de alta calidad.

De sus vinos destaca sin duda el Verdejo un caldo rasgos futuristas y en donde  la incardinación en la trazabilidad y el mimo artesanal se ensamblan en un espectacular vino de de autor.

El Winebus se va a Finca Las Caraballas y Granja Cantagrullas el 15 de Junio.

Visitando Viñedos Ruiz Jiménez durante la vendimia.

<

Panorámica desde la zona de catas

Estoy de vuelta en Viñedos Ruiz Jiménez. Pero esta vez en vendimia, que es el momento más atractivo del año.

Valoro mucho que Francisco nos dedique tiempo en este momento el que se está jugando todo el trabajo que ha estado realizando durante todo el año.

Me cuenta que ayer tuvo bastante faena. Vinieron 120 personas de una determinada empresa de Cataluña. Les hizo una cata en el viñedo que es donde a Francisco le gusta darlas por la belleza del paraje donde se encuentra encuadrado. Y hacia allí nos dirigimos.

 

Vista cercana de un depósito

En las distintas conversaciones que he tenido con Francisco he tratado de transmitirle lo importante que sería para él aprovechar el medio Internet. El me dice que está peleado con el ordenador. Trato de transmitirle que no necesita saber mucho más de lo que sabe. Que vale con que siga haciendo lo que hace y que delegue comunicar por Internet en otra persona que sí sepa utilizar el medio.

Mientras vamos por el campo hacia el viñedo escuchamos muy diversos sonidos en el campo. Entre otros podemos oír los sonidos característicos de una montería cercana. Oímos disparos, los ladridos de los perros, y hasta las huellas que los corzos han dejado próximos al viñedo y las secuelas en el viñedo de los festines que se dan los corzos. Porque, señores, a los corzos les encantan las uvas.

Nos acompaña en la visita un buen amigo de Francisco. Con Francisco y su amigo la visita se convierte como no podía ser menos en una serie de detalles que solo ocurren cuando estás en un paraje tan maravilloso como el que nos encontramos.

Premios de Viñedos Ruiz Jiménez en el año 2010

Tengo la sensación de que no logro transmitir ni la décima parte de lo que veo y siento con mis comentarios, y que las mismas fotos y videos que adjunto no dan fé del maravilloso sitio donde Francisco realiza sus catas. Quizá logre que mis lectores decidan acercarse a la Rioja al viñedo de Francisco y experimentarlo en primera persona. Yo recomendaría hacerlo.

Volvemos a Bodega y vemos in situ el tratamiento que recibe la uva desde su recogida en la tolva. Francisco nos va explicando detalladamente todo el proceso.

¿Queréis que os lo cuente?. Pues no. Venid a Viñedos Ruiz Jiménez y que os lo cuente Francisco.

La última foto que aparece es la de los premios que los vinos de Viñedos Ruiz Jiménez ha conseguido en el año 2010.

¿Por qué saco esto?

1) Porque creo que es uno de los argumentos más potentes que utilizan las Bodegas  para convencer a sus compradores de que sus vinos tienen una muy alta calidad.

2) Porque muchos de ellos no lo tienen reflejado en ninguna parte porque dicen no tener tiempo, y tienen razón, si para colgarlo tienen que acudir al técnico de turno para que se lo cuelguen. Y resulta que está chupado con las nuevas tecnologías.

3) Porque pretendo que le vaya a Viñedos Ruiz Jiménez lo mejor posible. 

Para ver más imágenes pincha aquí:

Videos:

Cruzando los viñedos apara acercarnos a la zona de cata.

Recogiendo la uva a máquina.

En Bodega, observando el remonte en uno de los depósitos.

Post relacionados: Vino ecológico en Rioja. Viñedos Ruiz Jiménez

Primera Feria Internacional del Vino Ecológico

FIVE

La Feria está organizada por la Asociación de Empresas de Agricultura Ecológica de Navarra

Participan 52 Bodegas de España, Portugal y Francia, de 27 Denominaciones de Origen y 13 Comunidades Autónomas.

La producción de vino ecológico crece de forma ostensible a pesar de la crisis en la que estamos inmersos. Y crece el consumo y el número de elaboradores.

El objetivo de la feria es promover los vinos ecológicos en el mercado internacional. Está dirigida a productores, distribuidores, comercializadores, y empresas del sector hotelero y de la restauración. Habrá importadores de 17 países, entre ellos los principales consumidores de vino ecológico como Japón, Alemania y Estados Unidos.

Podría extenderme respecto de su contenido, pero mejor que veáis la presentación que hicieron los organizadores en Madrid, el pasado miércoles 28 de abril en una tienda ecológica, situada en la calle Navas de Tolosa, propiedad de 2 entusiastas y simpáticas emprendedoras.

He dividido el video en 4 tramos para que sea más digerible.

De entrada habla Edorta Lezaun, de Bodegas Lezaun.

A continuación habla: Ignacio Bidegain, coordinador general de FIVE:

El tercer orador es: Salvador Estebanes Eraso, Delegado del Gobierno de Navarra.

Por último, ruegos y preguntas:

<

Si queréis más información acudid a la página web creada al efecto. www.five-bio.com

Este post en versión inglesa: First International Organic Wine Fair in Spain

Bodegas Páramo Arroyo. Vino ecológico de Ribera de Duero. (2)

Viene de Bodegas Páramo Arroyo. Vino ecológico de Ribera de Duero.

Sala de fermentadores

En un mercado tan globalizado como el actual es más importante ser muy atractivo para un muy pequeño porcentaje de consumidores más sensibilizados repartidos por el mundo, que serlo para la mayoría de los de la provincia. En eso consiste la teoría de la larga cola tan en boga en estos momentos. Pero lo mejor de todo es que ese porcentaje de muy afines es creciente, ya que cada vez hay más personas preocupadas por la ecología, por preservar el medio ambiente, por consumir productos ecológicos.

Pero lo mejor de todo no es que lo cuente yo, sino que lo hagan sus creadores y ahí está Alejandro para mostrar el trabajo que hacen en viña y en bodega y para explicar por qué hacen lo que hacen. Y cuando uno le escucha uno se queda no solo con lo que cuenta sino con cómo lo cuenta.

Barricas en Bodegas Páramo Arroyo

Al acabar la visita Alejandro me ha regalado un Viña Eremos 2004 Crianza. Y al ponerme a escribir este post no me he resistido a abrir la botella y probar su vino.

¿El resultado? A mí me convence, no solo por su aspecto a la vista, en nariz y en boca, que está delicioso, sino porque tengo delante de mí la imagen de Alejandro mostrando ese cariño y ese mimo por la viña y ese esfuerzo adicional por producir ese vino tan especial.

Y yo creo que está cercano el momento en el que pueda subir sus precios en consonancia con sus costes. Solo falta que el mercado lo valore un poco más. A mí me da la sensación de que únicamente seguir sembrando entre esas personas con esa especial sensibilidad por lo ecológico y por el buen vino que cada día son más, estén éstas en España o en el extranjero, porque ya solo hay un único mercado global, en el que cada vez hay más consumidores con necesidades y gustos más heterogéneos.

Señores de Bodegas Páramo Arroyo. ¡A por sus clientes que les están esperando!

Producto terminado en Bodegas Páramo Arroyo