Transmitir a los demás que ayudarte es provechoso para ellos. Colaborar.

“La mejor manera de hacer carrera es transmitir a los demás la impresión de que ayudarte sería para ellos de gran provecho” Jean de la Bruyere

Apretón de manos

Soy un gran coleccionista de frases. Y cuando leí ésta me dejó pensando durante un buen rato.

Esta frase recoge gran parte de lo que está pasando en este momento en el que se mezclan las palabras crisis, gratis, de pago, competencia y colaboración.

Todo esto supone una mezcla explosiva en al que todo estamos inmersos. Tenemos un soporte y muchas herramientas, que. O son gratuitas o son realmente baratas. Pero seguimos viviendo en una economía de mercado, en la que la mayor parte de los productos y servicios hay que pagar por ellos, sean estos o no de primera necesidad.

La necesidad de ganarse la vida no ha desaparecido con lo gratis. Se ha agudizado con la crisis.

En estos momentos en los que las herramientas permiten a las personas ser más autosuficientes, pero en las que no hay un límite claro entre aquellos que dan un servicio profesional y deberían de cobrar en consonancia y aquellos que dan un servicio pseudoprofesional y que tiran los precios de sus servicios y hasta los regalan.

Son tiempos de zozobra donde aún se hace más importante colaborar, pero saber que la persona que recibe tus servicios también juega al juego de yo doy porque me sale gratis o muy barato el coste residual de ayudarte y cuento con que tú lo harás a las primeras de cambio.

Pero volvamos al título del post:

La mejor manera de hacer carrera es transmitir a los demás la impresión de que ayudarte sería para ellos de gran provecho.

¿Y qué mejor manera que colaborando, ya, de entrada, pero dejando claro que no eres Sor Teresa de Calcuta?

Colabora, ayuda, participa…

Fuente de imagen: exitoenlaventa.wordpress.com

La verdadera poción mágica consiste en colaborar. Co-working

Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor y la vida no es fácil para las guarniciones  de legionarios romanos en los reducidos campamentos de Babaorum, Acuarium, Laudanum y Petibonum…

La verdadera poción mágica

Así arrancan todos los cuentos de Asterix que leía en mi niñez. ¿Y por qué aguantaban a los romanos? Por la poción mágica inventada por su druida. ¿Pero era esa la realidad? Bueno, era un cuento. Se tomaban la poción mágica y venga a arrear a los romanos.

¿Pero esto quien se lo cree? Esto  no se lo cree nadie!!!! Pero si es un cuento ¡!!!

Lo que sí se mostraba en los cuentos era el momento de la elaboración de la poción mágica, y los pedazo de fiestones que se montaban en la aldea gala.

Panoramix

Yo creo que la poción mágica en realidad no existía. Y si existía, no era la verdadera causa del éxito de la aldea gala. Y no solo lo creo yo sino que lo creyó el mismo Goscinny, creador de los cuentos.

Pero no lo reflejó hasta muchos cuentos más tarde. Escribió “La Cizaña. ”. En éste trata de un ser repulsivo que allí donde va siembra la discordia y está a puntito de cargarse la aldea gala. Es este quizá el cuento que mejor refleja la realidad de las personas. Y es que las personas, no solo tenemos nuestra parte positiva, sino también nuestro lado oscuro, nuestros miedos, nuestros defectos. Necesitamos relacionarnos entre sí, aunque no siempre y con todo el mundo sean las relaciones fáciles.

Yo, como Gosciny, pienso que la verdadera poción mágica de la aldea gala era el buen rollo que existía entre los galos. Y que ese buen rollo venía fomentado por los pedazo de fiestones que se organizaban que hacían que unos y otros se conocieran a fondo, que sabían que podían confiar los unos en los otros y hasta donde podían colaborar y complementarse, de tal manera que la suma de 1 +1 no eran 2 sino mucho mas que 2 y si sumas 1 +1 + 1 +1……

En el año 50 toda la Galia estaba ocupada por el invasor. La Galia estaba en crisis. Ahora no estamos en el año 50 antes de Cristo. Estamos en el año 2011. Y estamos en otra crisis.

La Cizaña

Estamos en la era de la crisis… y de las nuevas tecnologías, y de las oportunidades que surgen con la crisis. Y en este nuevo entorno la colaboración, los pequeños equipos, los  especialistas, que saben hacer muy bien lo que hacen, y se apoyan y coordinan en otros profesionales especialistas para sacar de forma más eficiente, eficaz y brillante sus trabajos. Eso es lo que da Internet. Internet admite que se complementen unos profesionales con otros. Pero son estos mismos profesionales  los primeros que se dan cuenta de que no todo está en Internet. Que el mundo es real y no virtual. Que el verdadero éxito está en el perfecto equilibrio entre lo presencial y lo virtual. Estos profesionales, que podrían estar comunicándose por Internet hacen por reunirse en el mundo real mucho más. Mucho más desde luego que esos que están lejos de las nuevas tecnologías y que tienen la moral por los suelos, se encuentran sin expectativas y no ven ni tan siquiera el motivo de reunirse.

Y ese es el motivo por el que existen eventos relacionados con las nuevas tecnologías, prácticamente todos los días del año.

Y una vuelta de tuerca más en este sentido es la creación de aldeas, como la aldea gala de Asterix y Obelix. En ellas, los profesionales están codo con codo y consiguen llegar mucho más allá de lo que consiguen las reuniones puntuales.

A este tipo de aldeas se les está llamando espacios de coworking. Estos espacios tratan de responder a las necesidades del año 2011. Esto es: la necesidad de compartir ideas y apoyarse unos a otros y la necesidad de hacer lo anterior a unos costes bajos.

Fiestones en la aldea gala

Existen dos tipos de espacios de coworkig. Aquellos que te prestan espacio y ese es todo el servicio que te facilitan. En este caso la iniciativa  de relacionarse más o menos con el resto de coworkers queda en manos exclusivamente de los propios coworkers. Y hay otro tipo de centros que promueven la interactividad entre los coworkers a través de propuestas de ocio muy diversas, aquellos que tratan de canalizar de alguna manera el efecto suma lo más posible y que esto surja de forma libre por parte de todos y cada uno de los coworkers.

Alguien dirá que seguro que esto del coworking no es tan idílico como se pinta. Y es cierto.  Dentro de esos espacios hay personas que tratan de salir de la crisis, y en determinados momentos surgen chispazos. Pero no hay nada como salir de la aldea, darse cuenta del pedazo de crisis que hay fuera y darse cuenta de que puede que no sea idílico pero parece la mejor opción para salir adelante en tiempos de crisis.

¿Cómo elegir el espacio de coworking en el que un autónomo o una microempresa puede trabajar? Hay muchos factores, pero yo te recomiendo que te fijes en su calendario de actividades, si estas son frecuentes, si son creativas y originales, y el grado de participación de los coworkers en las mismas.

Si es eso lo que estás buscando, suerte en tu búsqueda.  Yo conozco uno que funciona muy bien.

Este post en inglés: The true magic potion consists in collaborating. Coworking

Colaborar o … colaborar. Recomendar o … recomendar.

Apreton de manos

He escrito en muchas ocasiones sobre este tema. Mi último post sobre el tema era Colaborar o competir. Pues según pasando el tiempo. Yo creo que la única opción es colaborar o… colaborar. Y aunque mucha gente teóricamente opine igual, cuando nos enfrentamos con la realidad no siempre se da un amplio grado de colaboración.

Tiene que ver con esto la condición humana y los momentos tan difíciles que vivimos que hacen que determinadas personas se pongan nerviosas cuando hay un euro que puede caer y pierdan(perdamos) un poco la perspectiva.

Estoy muy cerca de muchos profesionales de muy diversas capacidades y campos. Y por ello puedo ver qué tipo de trabajo realizan. Y puedo por ello recomendar a un buen número de profesionales, de empresas, en función de las necesidades de mi interlocutor.

Cuando preguntas a head hunters o ves cualquier estadística respecto de cuál es la fuente de consecución  de trabajo por cuenta ajena más relevante, la respuesta de todos ellos, desde hace mucho tiempo, son los contactos personales de cada uno. Y esto ya ocurría mucho antes de que Internet adquiriera la fuerza que ahora tiene. En una economía y en una sociedad en la que internet y las redes sociales no tenían tanta importancia en la que  conocíamos tan solo pequeñas partes de la carrera profesional de las personas que recomendábamos. ¿No se potencia esto mucho más en la que  podemos saberlo casi todo sobre cualquier persona, sobre cualquier empresa. Y no solo nosotros, sino los receptores de la información que podemos transmitir? ¿No se potencia esto infinitamente con la viralidad que tiene la red?

Eso no ocurre únicamente con los trabajos por cuenta ajena sino que ocurre también para recomendar a un determinado proveedor.

¿Dónde está la fuerza de Linkedin? Lisa y llanamente en eso. ¿No estoy descubriendo nada nuevo verdad?

Así que, si me conoces, si te conozco, por favor hazme saber en qué sois buenos, en qué sois profesionales, porque si lo tengo  claro estaré encantado de recomendarte las veces que haga falta. El único requisito que necesito es tener confianza en vuestra honestidad, en vuestra capacidad, en vuestra profesionalidad, en que sois buenos en lo que decís que sois buenos, en que cumplís con lo que os comprometéis a hacer. Y en que vosotros haréis lo mismo por mí si surge la ocasión.

Y quiero hacerlo porque está demostrado que la sociedad en la que estamos esto funciona, porque hace que me sienta mejor, y porque me interesa. Porque son muchísimas más las ocasiones que tenemos de recomendar a un tercero que de recomendarnos a nosotros mismos. Además ese recomendarnos a nosotros mismos ya lo hace todo el mundo, y no tiene ninguna fuerza si se compara con la recomendación de un tercero. Porque con que lo haga también conmigo el 10% de la gente a las que se lo pida recibo muchísimo más de lo que doy.

Porque a mí no me cuesta casi nada recomendarte si estoy convencido de que me vas a dejar bien ante mi contacto. Porque valoro un montón también tu recomendación si se la haces a la persona adecuada, en el momento adecuado.

¿Quieres jugar al juego de las recomendaciones?

Yo sí quiero. Ponte en contacto. 

Fuente de imagen: noticias.iberestudios.com

¿Vende más una bodega si utiliza Social Media?

gota de agua

Depende. Es un problema de visibilidad, de captar la atención y de que tu discurso sea convincente.

El discurso de una bodega es como una gota en el Amazonas si no hay nada diferencial en él respecto de otras bodegas.

Pero uno puede quedarse prendado de ese mensaje si:

1) Esa gota es especial, tiene algo que la diferencia del resto de las gotas, y el que nos mira está buscando y valora esa diferencia. Eso puede ocurrir por diversos motivos:  a) Nos hemos posicionado muy bien en un nicho que valora el observador. (buscadores)  b) Estamos bien valorados y somos recomendados por alguien que es respetado como prescriptor. En la red hay prescriptores de 1er nivel, de 2º nivel, de 3er nivel…, y hasta nuestro vecino de la casa de enfrente puede ser prescriptor. La red no solo prescribe sino que filtra los mensajes que nos llegan.

2) Si uno tiene una relación previa con la bodega, uno va buscando ese factor diferencial. Nos conocen previamente desde el mundo presencial.

Únicamente llegará nuestro mensaje si hemos conseguido previamente captar la atención del observador. Y eso, con el flujo de información y de mensajes que recibimos diariamente no es fácil de conseguir.

Respondo de otra manera.

Una bodega vende más si, previamente ha cumplido con su labor y su actividad en el mundo presencial. La actividad presencial es como el valor del soldado. Es condición necesaria pero no suficiente.

Habiendo hecho lo anterior, una bodega puede vender mucho más, si hace un producto que destaca por su calidad, o por su relación calidad/precio, si tiene factores diferenciales que le hacen ser preferido por alguno de sus atributos por delante de muchas otras bodegas, si consigue que los prescriptores, los tradicionales y los nuevos en su versión digital prescriban su producto. Si hace una buena labor de comunicación a través de Social Media.

Todo esto ya existía antes de Internet, pero Internet premia muchísimo más esa calidad, ese ser diferente, esa prescripción. Y es mucho más importante ese filtro que cada uno nos hemos creado por el que admitimos información a través de determinadas personas. Hablábamos antes de la fuerza del boca a boca. El boca a boca tradicional tenía muchísima fuerza. El boca a boca digital es infinitamente más potente por su viralidad y por su capacidad de no corromperse el mensaje con su retransmisión. (Efecto copia pega, efecto teléfono estropeado).

Una bodega puede vender mucho más si utiliza el Social Media, no exclusivamente como una herramienta de Marketing y de generación de imagen, sino además como una herramienta de ventas.

Fuente de imagen: 3.bp.blogspot.com

Este post en inglés: Can a winery sell more by using Social Media?

 

Mi varita mágica

Mi varita mágica

Una bodega se pone en contacto conmigo.

Ha leido mi blog y le  parece interesante lo que cuento. Y así me lo hace saber pero me dice que su prioridad es encontrar de entrada puntos de venta para vender. Que lo  que quiere es que le proponga es una acción promocional llamativa y orginal que provoque rotación en el punto de venta, y que, por este motivo el detallista (tienda especializada, horeca), se muestre interesado en comprar. Que cunado haya colocado producto y cuando sus clientes hayan vendido se planteará hacer Social Media.

Me pregunta en realidad si tengo una varita mágica por la que puedo convencer a algún cliente para que les compre, y que el argumento va a ser tan fuerte que van a venir nuevos clientes, y los antiguos van a querer demandar nuestro producto.

Yo tengo una varita mágica. Claro que la tengo, pero es “mi” varita mágica. Es “mi” manera de hacer las cosas. Yo no puedo hacer milagros con la varita mágica de los demás. ¿Y si además consiguen distribución y ventas sin Social Media para quñe lo vana  hacer después?

Estoy sorprendido porque compruebo que no han entendido nada. Porque no han visto mi varita mágica o no lo han querido ver.

Lo que le estoy proponiendo es utilizar el único medio de comunicación que esté creciendo de forma increible, y que lo está haciendo en un mundo que paradójicamente está sufriendo una enorme bajón en resultados y ventas.

Le estoy proponiendo comunicar en un medio en el que la gran mayoría de las Bodegas ni entran ni se plantean entrar. Participar en un mercado deseoso de oir cosas que muy pocas bodegas quieren o están en condiciones de contar.

Le estoy dando la oportunidad de convertirse por lo menos en “el tuerto en el país de los ciegos”.

A mí me parece que mi “varita mágica” es increíble porque, precisamente ayuda a conseguir clientes y clientes para tus clientes. Pero la herramienta hay que usarla antes, y no después de conseguir los clientes.

Pero el ciego soy yo, porque aún no me he dado cuenta de que mi interlocutor es otro ciego/sordo del sector del vino.

Funete de imagen: xuanxose.net