Un alto en el camino. Bodegas Qubél

A poco más de media hora de la Capital, concretamente cerca de la localidad de Campo Real, nos topamos con Bodegas Qubel, una de las bogas más reservadas, acogedoras e intimas de todo el medio centro español.

El lagar se nutre de uno de los viñedos más peculiares de toda la comarca, suelos de baja fertilidad, débiles precipitaciones y una elevada insolación permiten elaborar unos vinos de elevada complejidad en nariz, una muy alta expresión aromática y altamente glicéricos en boca.

Las variedades utilizadas para sus vinos son el Tempranillo y el Cabernet Sauvignon, ambas producidas mediante agricultura ecológica y como resultado de una elaboración totalmente ancestral y artesanal. Para este sistema de producción los plaguicidas, fungicidas o cualquier elemento químicamente nocivo resta totalmente prohibido. De ahí que la labor de trabajo en campo revierta en el más complejo de los acertijos agronómicos.

En cuanto a la vinificación, la bodega apuesta por evitar al máximo operaciones innecesarias que puedan comprometer la calidad del vino. Por ello abogan por decantaciones naturales, clarificaciones estáticas o trasiegos por gravedad entre otras.

En cuanto a sus vinos predominan los reservas, alternando maderas americanas con maderas francesas, sacando el máximo partido a unas uvas tan potentes y aromáticas como el tempranillo y el Cabernet Sauvignon citadas anteriormente.

En definitiva, nos encontraremos con una bodega de carácter familiar, en donde el tiempo parece haberse detenido y en donde sus vinos han sabido conservar los principios tradicionales frente a las últimas tendencias de consumo actual.

Este sábado: El Winebus en Bodega Qubel y Alcalá de Henares el sábado 23 de febrero 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *