La clave está en diferenciarse

He rescatado una pequeña parte de un artículo de Steven Tolliver de hace algún tiempo, que sigue totalmente vigente a día de hoy. En él habla de cómo determinadas bodegas tratan de diferenciarse a través de nuevas cepas, envases, consumos, consumidores. Hablaba entonces que el mundo de los caldos se movía rápido. Quizá en eso ha variado, y es que la velocidad ha crecido aún más. El artículo es aún perfectamente válido.

Dice al final del artículo:

Nuevos canales de Marketing

Son las nuevas regiones productoras las que más destacan por el uso de Internet en sus campañas de comunicación. En EEUU, crece el número de blogs mantenidos por bodegas.

El Marketing del Vino crecerá con fuerza en los próximos años, para disminuir la brecha entre producción y consumo. Las estrategias y tácticas descritas en este artículo y las que van a aparecer en los próximos años coexistirán con las opciones de marketing más tradicionales durante un período transitorio. Esta por ver cuál será el «mix» óptimo para atraer a los consumidores. Lo que ya es cierto, sin embargo, es que aquellas bodegas con un producto que aporte valor al consumidor y que se atrevan a adoptar nuevas estrategias de Marketing serán las que ganen su propio espacio en el mercado.

Los comentarios están cerrados.